LOS ANGELES – La presidenta de la Junta de Supervisores del Condado de Los Angeles, Hilda L. Solís, vicepresidenta de la Junta de Metro, entrego la siguiente declaración después de que la Junta de Metro aprobó su moción para suspender de inmediato trabajo adicional para avanzar el Proyecto EIR / EIS del Corredor 710 el Sur.

“Las comunidades en el sureste de Los Angeles que represento con tanto orgullo han estado sujetas a injusticias ambientales por mucho tiempo. Los esfuerzos de Metro para abordar los problemas de transporte de la congestión y asegurar el transporte continuo de mercancías no pueden tener un costo para la salud pública y el bienestar de nuestras comunidades.

Al involucrarnos organizaciones locales y miembros de la comunidad, hemos escuchado  cuáles son las necesidades de la comunidad para abordar los problemas de transporte y estamos preparados para explorar opciones creativas para llevarlas a cabo. Esto incluye la exploración de carriles de bicicleta, la creación de líneas de autobuses exclusivas y la inversión en una infraestructura de camiones que no contaminan el ambiente.

La ampliación de esta autopista tendría implicaciones masivas para la comunidad alrededor, incluido el desplazamiento de hogares y negocios, lo que provocaría una mayor segregación racial de las comunidades Latinas. La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (United States Environmental Protection Agency) ha retenido la aprobación para finalizar el documento ambiental y el Director de CalTrans ha declarado que el proyecto no puede avanzar en su forma actual. Esta moción nos da la oportunidad de dar un paso atrás y trabajar con nuestra comunidad para desarrollar soluciones integrales, sostenibles e inclusivas que nos ayudara a formar comunidades más saludables ”.

Para ver la moción completa, haga clic aquí.