exide-employees1La Supervisora del condado de Los Ángeles Hilda Solís ha estado trabajando desde que tomó posesión del cargo en Diciembre, para estrechar la vigilancia y monitoreo sobre plantas y empresas contaminantes que afectan la salud de las comunidades.

Un ejemplo de esto es Exide Technologies, planta de reciclaje de baterías ubicada en la ciudad de Vernon que a pesar de haber cerrado el pasado mes de marzo, aún continúa dando trabajo a los reguladores de substancias tóxicas de California.

Hace pocos días, DTSC (Departamento de Control de substancias tóxicas de California dio ocho infracciones a la empresa Exide por manejo deficiente de substancias contaminadas.

La supervisora se ha reunido personalmente con la directora de DTSC, Bárbara Lee, para proteger la salud de la comunidad y mantener la vigilancia sobre Exide.

También dio crédito a los grupos locales que han luchado contra la contaminación de su suelo y ambiente.

“Esta es una gran victoria para una comunidad que ha luchado con tanta fuerza para defender su derecho a un medio ambiente limpio y saludable”, dijo Solís. “Este es un buen ejemplo de cómo el gobierno responde ante el reclamo de las comunidades”.

Sin embargo, la supervisora indicó que “esto es solo el primer paso” y que también hay que tomar medidas para proteger a trabajadores locales que han perdido sus trabajos con el cierre de Exide.

“Debemos seguir trabajando para mejorar el monitoreo de cualquier entidad que maneje contaminantes en nuestras comunidades”, dijo la Supervisora, que representa el área de Vernon y comunidades circundantes en el Distrito 1.

La supervisora también está preocupada por la pérdida de trabajos para las comunidades circundantes, al cerrar la planta y ante la posibilidad de que continúe cerrada por un largo período de tiempo.

“Pero también sabemos que hay alrededor de 200 trabajadores que han perdido sus empleos y ya estamos trabajando para asistirlos en todo lo que podamos”, agregó Solís.

La planta recicladora de baterías Exide está próxima a miles de hogares de las áreas de Boyle Heights y Huntington Park, a varios parques y escuelas del área. “Nos mantendremos vigilantes y junto a la comunidad para evitar mayores daños a la salud pública y asistir en los efectos que esto tenga en la economía local”, dijo Solís.

For the release in English and the link to the DTSC release and details on the violations go here